Mientras el capitán peruano lucha por demostrar su inocencia, estos aficionados le mandaron un conmovedor mensaje directo al corazón. ¡No apto para sentimentales!