Semana convulsionada en torno al París Saint-Germain, tras la disputa entre el brasileño y el uruguayo por cobrar tiros libres y penas máximas.