Estos dos comentaristas de televisión sintieron la clasificación al Mundial como un hincha más. La escena que protagonizaron en la cabina resultó tan buena como el propio gol del triunfo.