El centrodelantero de los nipones quedó mano a mano ante el arquero chileno, pero su disparo pasó al lado de la portería.