Los fans peruanos se sienten locales otra vez y armaron la fiesta en la playa más famosa de Brasil. ¿Contra Bolivia será otra historia?