La Cartagena brasileña se hizo presente para deleitar a América y el mundo con su belleza y su "Fiebre Amarilla". ¡Imperdible!