Noche redonda en el Mineirão, goleada y lección incluida para Ecuador. Uruguay va por la copa.