El propio director ejecutivo del Atlético lo confirmó, ¿qué más necesitan? Pero en el Camp Nou se hacen los bobos y más les vale hacerlo.