Los dos mejores equipos de los últimos años en la Liga MX tienen en la mira a un mediocampista brasileño y ya luchan por ficharlo.