El “Conejo” aún no decide dejar las canchas del fútbol profesional y a cuatro años del medio siglo podría dejar una huella histórica.