El mediocampista francés del Manchester United hizo un alto en sus actividades para dejar ver su lado más íntimo.