La famosa pareja argentina se adentró en territorio brasileño en busca de todo lo necesario para disfrutar cada juego de la Copa América.